Para el Master Roberto Salom, Coordinador de la Comisión de Vicerrectores  de Acción Social y Extensión del CONARE, quien hizo la apertura de esta actividad académica,  la autonomía de las universidades públicas, es un estatus que las fortalece e independiza respecto de los poderes públicos y más aún de los intereses particulares o económicos, los cuales con frecuencia obvian las razones académicas; único afán de las instituciones públicas de educación superior:  “Cito al ex rector de la Universidad de Costa Rica Fernando Baudrit Solera quien en su momento dijo”: “ La capacidad  del país, no está agotada y Costa Rica tiene el deber de buscar la renta necesaria para cubrir las demandas cada mayores de las Universidades”

El conversatorio permitió generar una reflexión profunda y crítica sobre la situación actual y desafíos futuros de la autonomía universitaria en tiempos de cambio de la sociedad costarricense, así como el aporte desde la academia para actuar con pertinencia en beneficio de  la  sociedad, el mandato universitario de acercarse a las comunidades y dialogar para construir la universidad en un dialogo permanente y mutualmente enriquecedor, donde no se entiende la universidad sino es en estrecha relación con las comunidades.

Para Dr. Luis Baudrit Carrillo; Director de la Oficina Jurídica de la Universidad de Costa Rica-UCR, la lucha por  la autonomía universitaria es la lucha por la libertad, la lucha por la recuperación de la verdadera noción de universidad tal como está recogida en la Constitución Política: “ la interpretación que la Asamblea Legislativa, ha venido haciendo de la autonomía, o que los Tribunales de Justicia, fundamentalmente la Sala Constitucional u otro tipo de funcionarios como en la Contraloría General de la República han venido haciendo interpretaciones muy restrictivas de lo que en realidad es, por eso hablo de la necesidad de recuperar la noción de universidad y recuperar lo que es la verdadera autonomía universitaria”

El M.Sc. Eugenio Trejos Benavides; Ex Rector del Tecnológico de Costa Rica-TEC, se refirió al reto de las Universidades Públicas, con respecto a seguir siendo un mecanismo de movilidad social ascendente para la población costarricense y buscar formas alternativas de darle respuesta a los hogares costarricenses que esperan que sus hijas e hijos que no tienen recursos para poder pagar universidad privada, puedan ingresar a la universidad pública. Asimismo, Trejos enfatizó en la necesidad de procurar la presencia de jóvenes de zonas litorales y fronterizas que son las de menor índices de desarrollo humano, para que accedan a la universidad y propiciar el equilibrio de las grandes asimetrías que se heredan del sistema educativo costarricense que es excluyente por la carencia de recursos: “La Universidad significa responsabilidad y compromiso, estoy seguro que con los mismo recursos con que disponemos en la actualidad podríamos hacer más y mejor las cosas de lo que los estamos haciendo en la actualidad. Difícilmente la universidad podría cumplir con su augusta misión de formar hombres y mujeres comprometidos con su emancipación individual y colectiva, si no tiene la  libertad de analizar críticamente las disimiles corrientes de pensamiento, las formas de enfrentar los problemas de la sociedad y la posibilidad de plantear alternativas que pueden reñir con el statu quo y con las mismas tendencias nacionales”.

Para los expositores las universidades públicas deben ser faro de luz y justamente  iluminar el camino de la sociedad, de ahí la autonomía universitaria es un camino para potenciar y fomentar la cultura, contribuir en la humanización de las personas que habitan en una sociedad que está perdiendo la dimensión social.

La Dra. Lizette Brenes Bonilla; Vicerrectora de Investigación de la Universidad Estatal a Distancia-UNED, dijo que de la autonomía universitaria de hoy depende el futuro de la educación  y de este futuro depende la sociedad que seremos. La autonomía es para la Universidad, lo que es la libertad para las personas, no son fines en sí misma, pero son indispensables para ser persona y ser universidad: “ esta lucha por independencia es un asunto de todas y todos, no solo de las autoridades, es esencialmente de los académicos, las académicas, las personas intelectuales, debemos responder a nuestra época y para eso debemos superar esa memoria personal que nos lleva a veces al olvido colectivo, que nos aleja de los ideales de la generación de conocimiento y de la esencia universitaria”.

Los participantes hicieron la reflexión respecto a lo que es, a lo que hace, y lo que debe hacer, la universidad para dar respuesta al país que el momento actual está exigiendo. De ahí que el Dr. Martín Parada Gómez; Académico de la Escuela de Economía de la Universidad Nacional-UNA, puntualizó que es fundamental que la autonomía siga siendo y garantizando la independencia de funcionalidad de la estructura de gobierno, organización, administración y gestión de la educación superior pública, pero que además esa autonomía conceptualmente  debe resguardar y darle a las universidades la facultad en la generación de pensamiento propio, independiente, reflexivo, critico, contradictorio, incluso a través de la generación de métodos fundamentados teóricamente, científicamente y metodológicamente para dar respuesta a los grandes problemas de la realidad nacional: “y yo le sumo una gran preocupación en la discusión, ¿ quién resguarda el uso de los recursos públicos que deposita la sociedad en las universidades?, y yo creo que el concepto de autonomía requiere integrar la transparencia y el aseguramiento del uso  de los recursos públicos, para que entonces la sociedad esté satisfecha de que las universidades somos los depositarios para poder realizar educación y generar conocimiento y entre menos dudas tengan los costarricenses del uso y asignación de esos recursos, la universidad va a tener una buena convivencia entre la realidad, la ciudadanía y el quehacer universitario”.

La conducción de esta actividad académica estuvo a cargo del Dr. Jorge Vargas Cullel, Director ai del Programa Estado Nación-CONARE, quién posibilitó  un formato de conversación más libre, donde más que discursos sobre la importancia de autonomía, se logró abordar puntos complejos, preguntas que se le están haciendo o se le van hacer a las universidades y que es bueno  que las universidades tengan respuestas claras a esas preguntas: “ Recordemos que la palabra Universidad, está emparentada con la palabra ciudad, civismo, universalidad. Eso quiere decir universidad, la ciudad de las ideas en un espíritu cívico”, asì concluyó Cullel el conversatorio organizado en el marco del 40 aniversario del Consejo Nacional de Rectores CONARE.

Usted puede acceder al conversatorio completo en Internet, gracias al apoyo del Programa de Producción de Material Audiovisual (PPMA) de la UNED, en la dirección electrónica http://endirecto.uned.ac.cr

Msc. Efraín Cavallini Acuña
Comisión Difusión Informe Estado Nación-CONARE
Oficina de Relaciones Públicas UNA